Chocolate

cacaoEl chocolate se obtiene de la semilla del cacao. Su nombre científico es Theobroma cacao. El árbol del cacao es una planta que da varias cosechas al año y cuya altura media es de seis metros. Tiene hojas lustrosas y pequeñas flores rosas en su tronco y ramas. Algunas de estas flores forman semillas, encerradas en una vaina. Estas semillas son parecidas a las almendras y tienen un sabor amargo.

El árbol del cacao sólo se desarrolla en tierras tropicales bajo la sombra y requiere suelos muy ricos en materia orgánica.

Sus semillas se recolectan cuando las vainas han tomado un color anaranjado o amarillo. Los frutos se recogen de forma manual utilizando herramientas sencillas; un cuchillo unido a un palo es suficiente.

El cacao se usa para muchas cosas, la más conocida es la producción del chocolate, pero también se emplea para la elaboración de aromatizantes y perfumes porque contiene una gran cantidad de grasa, conocida como manteca de cacao, que mantiene su olor por largos periodos.

Beneficios del chocolate

El chocolate es un alimento muy completo, porque contiene muchos nutrientes, veamos:

  • 30% de materia grasa
  • 6% de proteínas
  • 61% de carbohidratos
  • 3% de humedad y minerales (fósforo, calcio y hierro), además de vitaminas A y complejo B

El chocolate nos proporciona gran cantidad de energía, por lo que constituye un excelente suplemento nutricional para personas con mucha actividad física, como los atletas o los alpinistas, que necesitan reservas adicionales de carbohidratos.

Sobre el posible poder adictivo del chocolate existen muchos mitos. Se habla, incluso, de individuos «chocohólicos», es decir adictos al chocolate, especialmente mujeres, en quienes su deseo de consumo es tan intenso que no pueden evitarlo. Científicamente, no hay aún explicación para este comportamiento poco comprendido, pero real.

Chocolate templeCien gramos de chocolate aportan quinientas calorías, mientras que el pan aporta 250; la carne, 170 y la leche entera, 70.

El consumo de chocolate, siempre se ha asociado con beneficios para la salud, tales como mayor fortaleza, resistencia al trabajo duro y a las bajas temperaturas y muchos otros.

Aunque anteriormente no existía un fundamento científico, hoy se ha comprobado que los componentes del chocolate tienen un poder antioxidante. Este efecto actúa directamente sobre las células. La función de los antioxidantes de origen natural se asocia con una acción que ayuda a prevenir diversas enfermedades, entre ellas, cardiovasculares y cerebrovasculares; algunos tipos de cáncer y otras enfermedades del sistema nervioso como el Alzheimer y el Parkinson. El consumo de antioxidantes de origen natural constituye una recomendación para cualquier edad.

La recomendable es combinar adecuadamente el consumo de frutas y verduras en forma constante, pero sin privarnos del placer de comer un buen chocolate. Una porción frecuente de chocolate, es sin lugar a dudas, un trocito de más salud.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *